jueves, 25 de mayo de 2017

POR FAVOR, FISCALES, RECORDAD ESTO EN LAS ELECCIONES AL CONSEJO FISCAL

Una noticia me ha sorprendido esta mañana y para que me sorprenda a estas alturas ha de ser especial.   El titular dice así: "El Gobierno premia a uno de los vocales del Consejo Fiscal que salvó a Moix".

La plaza (retribuida según la prensa con casi 128.000 euros brutos anuales) fue ofrecida a los fiscales  para que la solicitaran por un correo de fecha 13 de enero de este año.   Se nos dice que la Fiscalía presentó como único candidato al Gobierno a Antonio Roma.  El 21 de febrero tuvo lugar el Consejo Fiscal en el cual se eligieron a los fiscales jefes de Anticorrupción y de la Audiencia Nacional, contado los elegidos con los votos únicamente de los vocales de la Asociación de Fiscales.  El nombramiento del Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional recayó en el Portavoz de esa asociación, el más moderno de los peticionarios.   Sabíamos -y ya protesté amargamente desde este blog- que una de las vocales de la AF aspiraba a un puesto muy importante -que obtuvo- el mismo día de las votaciones, saliendo de la Sala del Consejo Fiscal mientras se votaba su plaza.  Y ahora sabemos que otro vocal estaba ese día pendiente de que el FGE le propusiera para la plaza que finalmente ha obtenido por nombramiento del Gobierno.   Es decir, que el nombramiento del Fiscal Jefe Anticorrupción, en favor del candidato del Fiscal General, se produjo con el apoyo de los vocales de la AF, dos de los cuales esperaban un beneficio del Fiscal General en esas fechas o en ese mismo día.  Y además consiguen el nombramiento del Portavoz de su asociación frente a varios fiscales más antiguos incluido el anterior Fiscal Jefe (que el Gobierno quería remover).

A mi me parece que había un evidente conflicto de intereses entre dos vocales (el interés propio en obtener un cargo del Fiscal General y su deber de velar por los derechos de los fiscales razón por la que fueron elegidos), y que ese conflicto solo se podia resover dimitiendo antes de las votaciones; y también creo que requiere muchas explicaciones lo que huele a un intercambio de cromos -en la línea de los deseos del Gobierno- en las que probablemente son las dos fiscalías más importantes de España.   Como aquí nadie objetiva los méritos de nadie, porque los Fiscales Generales no muestran inquietud alguna por desarrollar el art. 13.2 del Estatuto desde el año 2007, pues luego ocurren estas cosas.    Estoy un poco harto de este "carajal", pero le pido a los fiscales que recuerden estas cosas cuando vayan a votar para el Consejo Fiscal.    Entre esto y lo de la Presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional me han dado el día.   (Nela, un beso grande desde el cariño y el respeto profesional: no sabes como lo he sentido).



No hay comentarios: